Lección 8 | Domingo 19 de mayo 2019 | Criar o no criar | Escuela Sabática Jóvenes

DOMINGO 19 DE MAYO
CRIAR O NO CRIAR
Evidencia: Gén. 18:11; 30:1; 1 Sam. 1:1-8; Luc. 1:7
Del nacimiento a la niñez, a la escuela, a la graduación, al matrimonio, a la paternidad: este nos parece el orden natural de las cosas, como se supone que estas sean. Dios dijo: “Fructificad y multiplicaos” (Gén. 1:28, RVR). Pero ¿qué hacer con el tiempo hasta que nos convertimos en padres? Para muchos, la pregunta “¿Criar, o no criar?” se responde con un sí decidido; pero luego el niño no llega.
Al leer los versículos de la lección de hoy, anota en los márgenes palabras que describan el estado emocional al que hacen referencia. Aunque el tono es sombrío, también hay un rayo de esperanza. Lee el contexto de cada versículo. Los personajes se vuelven a Dios con sus preguntas. No quiere decir que la tensión desaparezca o que el esperado nacimiento es satisfecho con placer. Cada corazón encuentra un rayo de esperanza que lo motiva a acudir a Dios aún antes de que lleguen las respuestas.
La tentación es demasiado grande, así que damos vuelta la página. En las historias de Sara, Raquel, Ana y Ellsabeth necesitamos el siguiente capítulo. Así como Sara llamó a su hijo Isaac (Gén. 21:6), un nombre que significa “risa”, ella se ríe como solo alguien anciano puede hacerlo, un anciano que recibe un milagro ridículo que le otorga el deseo de su corazón.
Lee lo suficiente y verás que cada una de las mujeres tenía una historia similar que contar. Pero no pases la página demasiado rápido. Nuevamente, hay tiempo en el medio, la vida con tensión que debe ser vivida. Sara tiene que esperar a ser anciana y canosa. Raquel ora mucho, fervientemente, y al final da luz no a uno, sino a dos hijos, ninguno de los cuales verá crecer. Ana entrega a su hijo anhelado al servicio de Dios en el Templo. El hijo de Ellsabeth se va a predicar al desierto. El hijo anhelado que cambia la vida sin hijos a una vida llena de hijos, y cambia así sus vidas para siempre. (Pero, como madre, sospecho que estas mujeres no lo hubieran hecho de ninguna otra forma.) Vivir en la tensión, sabiendo perfectamente que Dios está allí, hace renacer la llama de la esperanza.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Cómo puede alguien vivir en la tensión de la crianza sin tener un hijo propio? ¿Cómo puede alguien en esta fase de la vida elegir Invertir y tutelar hijos que no son suyos?
Haz un dibujo que ¡lustre una esperanza todavía no cumplida en tu vida. ¿Qué puedes aprender de estas mujeres y sus vidas sin hijos?
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 8: Para el 25 de mayo de 2019
TIEMPO DE SER PADRES
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

(6)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*