Lección 8 | Lunes 18 de febrero 2019 | Un enemigo derrotado | Escuela Sabática Joven

LUNES 18 FEBRERO
UN ENEMIGO DERROTADO
Logos: 2 Tes. 2:8-12; Apoc. 12:1-5,13,14,17 LA MUJER Y EL DRAGÓN (APOC. 12:1-5)
Apocalipsis 12:1 al 5 describe la intención del enemigo: el objetivo de Satanás era destruir a Cristo aquí en la Tierra pero, cuando falló en su Intento, dirigió sus esfuerzos a la iglesia.
La mujer en la visión representa a toda la familia de Dios. Se refiere a la nación y al pueblo de Israel como está descrito en el Antiguo Testamento y en el Nuevo Testamento, La mujer también representa a los cristianos, a quienes más tarde se los llamaría hijos de la mujer.
Una lección que podemos aprender de esta visión es que Dios preserva a su pueblo aun mientras Satanás está acechando, listo para devorar a cada hijo de Dios. También es importante aprender que Satanás no está peleando esta batalla solo. En la visión fue representando como el dragón, y Juan escribe que su cola ‘arrastró la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó sobre la tierra”.
Satanás tiene sus agentes aquí en la Tierra, con quienes busca engañar a los hijos de Dios y seducirlos para su causa. Pero, por medio de su plan de salvación, Dios guiará a sus hijos a la Tierra Prometida. Esto es posible mediante la aceptación de Cristo como Salvador personal. El enemigo trató de destruir a Cristo en su nacimiento, durante su ministerio y en el Calvario; pero sus esfuerzos fallaron cada vez. Solo por medio de la fe en Cristo y la obediencia a los estatutos de Dios, nosotros también podemos vencer a Satanás.
LA ESTRATEGIA FINAL DEL ENEMIGO (2 TES. 2:8-17)
Como sabe que su juicio casi ha llegado, Satanás ahora desata todo su poder. Imple- menta todo tipo de maravillas mentirosas y usa todo engaño de maldad para seducir a las personas a la muerte eterna. Sin embargo, deberíamos notar que incluso la estrategia de Satanás del tiempo del fin no tendrá éxito contra el pueblo de Dios.
Desde el comienzo del tiempo, Dios tuvo un plan para librar a su pueblo del enemigo. Por lo tanto, es solo cuestión de tiempo antes de que el enemigo sea consumido por el brillo de la venida de Cristo. Satanás está en guerra contra nosotros. Un verdadero seguidor de Cristo que vive en este tiempo debe sufrir; pero recordemos que las recompensas por nuestro sufrimiento serán eternas. En una batalla espiritual con el enemigo, solo podemos superarlo si obedecemos los Mandamientos de Dios y nos mantenemos fieles al testimonio de Cristo.
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Qué evidencias actuales señalan la batalla enfurecida entre Satanás y los cristianos? ¿Cómo podemos ganar las batallas?
¿Cuáles son algunos de los recursos que podemos utilizar para ayudarnos a obedecer los Mandamientos de Dios y guardar el testimonio de Cristo?
=============================
Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 8: Para el 23 de febrero de 2019
SATANÁS, UN ENEMIGO DERROTADO
1er. Trimestre 2019 – El libro de Apocalipsis
Narración: Adan Vicente

(65)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*