Lección 9 | Domingo 26 de mayo del 2019 | Esperanza para las pérdidas de la vida | Escuela Sabática Jóvenes

DOMINGO 26 DE MAYO
ESPERANZA PARA LAS PÉRDIDAS DE LA VIDA
Logos: Mat. 5:4
LA VIDA ESTÁ LLENA DE PÉRDIDAS
Desde la Caída, nuestras familias han estado plagadas de todo tipo de pérdidas: nuestras relaciones amorosas terminan, nuestros familiares fallecen, nuestros amigos se mudan lejos, perdemos nuestros empleos, y los diagnósticos médicos quebrantan nuestro sentido de fortaleza y vitalidad. Aunque puede que experimentemos pérdidas de manera colectiva, los efectos son únicamente personales. Todos sufrimos por las pérdidas. El duelo es la respuesta natural a la pérdida. La manera en que el duelo nos afecta depende de muchas cosas, Incluyendo el tipo de pérdida que hemos sufrido, nuestra crianza, nuestras creencias o religión, nuestra edad, nuestras relaciones, y nuestra salud física y mental. Sin duda, tratar con una pérdida es una de las cosas y de los momentos más difíciles en la vida de una persona. Los efectos físicos, emocionales, psicológicos y espirituales pueden ser abrumadores y pueden llevar a que experimentemos sentimientos de angustia, miedo y soledad. Durante este tiempo de duelo, Satanás buscará cada oportunidad para intentar llevarnos a nosotros o a nuestras familias a una esclavitud permanente.
Sin embargo, aunque nuestro duelo debe ser expresado, al contrario de la opinión popular, no hay un cronograma ni un proceso claro para pasar por el duelo. El duelo es tan complicado como el pecado mismo. Hay muchos factores que también Influyen en la manera en que hacemos un duelo: normas culturales y prácticas religiosas a veces dictan e ¡mpactan en la manera en que hacemos el duelo. Cualesquiera sean las dinámicas, hacer el duelo es extremadamente Importante porque nos permite ser liberados de la esclavitud que tenemos por la persona, el objeto o la experiencia perdidos, y volver a entrar en una nueva normalidad. Naturalmente, haremos un duelo porque Dios nos ha creado con un tipo de Instinto para la autopreservaclón. No obstante, un duelo saludable le da dirección a nuestro dolor. Hablando del tema de perder a un ser amado, Pablo declara: “Hermanos, no queremos que ignoren lo que va a pasar con los que ya han muerto, para que no se entristezcan como esos otros que no tienen esperanza” (1 Tes. 4:13). De una manera excelente, el apóstol Pablo aborda el duelo y la esperanza simultáneamente. De hecho, los creyentes cristianos pueden enfrentar cualquier tipo de pérdida con esperanza. La esperanza está Inmersa en la promesa de nuestro Señor Jesús de que quienes lloran serán consolados (Mat. 5:4).
Creemos que Dios, en su gran amor por su creación, ha revelado respuesta a algunas de las mayores preguntas que enfrentaremos alguna vez. Esta comprensión puede ayudarnos a manejar mejor todas las pérdidas de la vida. Podemos encontrar un gran consuelo en el conocimiento descrito en las siguientes secciones.
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 9: Para el 1 de junio de 2019
TIEMPO DE PERDER
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

(52)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*