HBOOK007-pequeños800

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y no hay verdad en nosotros. 1 Juan 1:8.

Muchas personas hablan sobre ecología y cuidados del medio ambiente, y es bueno que nunca dejen de hablar de eso. Con todo, las ciudades poseen contaminación. Si vives en otro lugar, en el momento en que llegas a una ciudad contaminada, sientes un olor terrible y hasta te preguntas cómo es que las personas pueden vivir allí, cerca de los desagües cloacales y las concentraciones de residuos. La respuesta es: se acostumbran. El mal olor de un lugar puede incomodarte por algún tiempo, pero va a pasar. ¿Es que el mal olor se irá? No. Eres tú el que te acostumbraste a él.

Todo esto se repite con el pecado, y no huele bien. Pero, si no cambias la primera vez, vendrá la segunda, la tercera, y terminarás acostumbrándote al pecado. No permitas que un pecado se haga costumbre en tu vida. ¡Líbrate de ese mal olor!

Hablemos con Dios

Bondadoso Padre, perdona mis pecados y ayúdame a no pecar nuevamente. ¡Amén!

 

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(329)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*