Desde el corazon

Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale nada, ni la incircuncisión, sino una nueva creación. Gálatas 6:15.

Solo la gracia de Jesucristo puede cambiar el corazón de piedra por un corazón de carne y darle vida para Dios. Los hombres y las mujeres pueden obrar grandes obras a la vista del mundo; pueden tener muchos logros de un elevado nivel a la vista de otros. Pero todo el talento, toda destreza, toda la habilidad del mundo no podrá transformar el carácter y hacer que un hijo degenerado por el pecado se convierta en un hijo de Dios, un heredero del cielo.

No tenemos poder para justificar el alma, para santificar el corazón…

¡Cómo amplía y exalta nuestras ideas del amor de Dios la maravillosa provisión del plan de Dios para la salvación de la humanidad! ¡Cómo vincula nuestro corazón al gran corazón de amor infinito! ¡Cómo nos hace deleitarnos en su servicio, cuando nuestro corazón responde a la atracción de su amante bondad y su tierna misericordia!…

Esta es la obra ante nosotros. Hemos de tener la fe que obra por el amor y purifica el alma. Por medio de la fe, nuestra vida ha de esconderse con Cristo en Dios. Entonces seremos los ocultados de Dios; porque el mundo no discierne el valor del carácter cristiano. El mundo admira la honestidad y las manifestaciones de las virtudes y las gracias del carácter cristiano; en tanto se burlan de la rectitud de conciencia del cristiano verdadero porque es un reproche para su propia vida de pecado. Las piedras vivientes que brillan en el templo espiritual del Señor son una gran molestia para Satanás, y él siempre busca apagar la luz y eclipsar el Sol de Justicia, al interponer su sombra entre el alma y Dios…

Ante los seres humanos y los ángeles, se requiere que los cristianos muestren por precepto y ejemplo el valor del carácter cristiano. Quienes reciben a Cristo como su Salvador personal serán capaces de hacer esto, y Cristo ha ido a preparar mansiones para ellos en el cielo. Hay algunos que declaran que todos merecen un lugar en el cielo, y en la misma frase reconocen que no son idóneos para la mansión celestial. Si todos… aceptaran la verdad tal como es en Jesús y le dieran un lugar en el santuario interior del alma, de manera que puedan ser santificados por ella, serían hechos idóneos para el cielo…

Aquellos cuyas vidas están ocultas con Cristo en Dios, que han sido vestidos con su justicia, tendrán derecho a la herencia incorruptible, sin mácula, que no se desvanece —Signs of the Times, 2 de mayo de 1892.

MEDITACIONES MATINALES PARA ADULTOS 2013

DESDE EL CORAZÓN

Por: Elena G. de White

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

__________________________________________________

(324)

Loading...
Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*