Notas de Elena - Libro - Segundo trimestre 2013 - Escuela Sabática

Notas de Elena – Libro – Segundo trimestre 2013 – Escuela Sabática

Los hombres fabrican yugos para su propio cuello que parecen livianos y placenteros, pero que resultan fastidiosos en extremo. Cristo ve esto y dice: “Llevad mi yugo sobre vosotros. El yugo que vosotros queréis poner sobre vuestro cuello, pensando que se amolda perfecta­mente, no resulta adecuado de ningún modo. Tomad mi yugo sobre vosotros y aprended de mí las lecciones esenciales que debéis atesorar, porque yo soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas. Mi yugo es fácil y mi carga es liviana”.

El Señor nunca estima equivocadamente su heredad. Mide a los hombres con quienes trabaja. Cuando se someten a su yugo, cuando abandonan la lucha que no les ha resultado provechosa ni para ellos ni para la causa de Dios, hallarán descanso. Cuando llegan a comprender su propia debilidad y sus propias deficiencias, se deleitarán en hacer la voluntad de Dios. Se someterán al yugo de Cristo (Hijos e hijas de Dios, p. 71).

(689)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*