folleto segundo

Sábado 13 de abril
LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Joel 1; 2:28, 29; Hechos 2:1-21; Joel 2:31, 32; Romanos 10:13; Mateo 10:28-31.

PARA MEMORIZAR:
“Truena la voz del Señor al frente de su ejército; son innumerables sus tropas y poderosos los que ejecutan su palabra. El día del Señor es grande y terrible.
¿Quién lo podrá resistir? (Joel 2:11, NVI).

PENSAMIENTO CLAVE: Dios puede usar las crisis para hacer que su pueblo sea sensible tanto a su dependencia de él como a su necesidad de renovación y reforma espirituales.
EN LA MASIVA PLAGA de langostas y la severa sequía que estaban devastando el reino del sur, de Judá, el profeta Joel –un profeta contemporáneo de Amós y de Oseas– ve una señal de un “grande y espantoso” día de juicio (Joel 2:31).
Confrontados con una crisis de tal intensidad y proporciones, él llama a todo el pueblo de Judá a renunciar al pecado y volver a Dios. Describe las langostas como el ejército de Dios y ve en su llegada el castigo de Dios sobre el Israel infiel.
Joel profetiza que la plaga de langostas sería algo pálido en comparación con los futuros juicios de Dios, pero que ese mismo juicio traería bendiciones sin paralelo a quienes fueran fieles a Dios y obedecieran sus enseñanzas; es decir, no importa cuán severo fuera el juicio, este podía conducir a la salvación y a la redención de aquellos cuyos corazones se abrieran a la conducción de Dios.

(415)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*