HBOOK007-pequeños800
El oído para oír y el ojo para ver fueron creados por el Señor. Proverbios 20:72.

 Todos usamos los oídos para escuchar los diferentes sonidos, desde los latidos del corazón de tu mamá hasta el motor de un avión funcionando. Es una de las fantásticas partes de nuestro cuerpo. Parecen pequeños, frágiles y muy simples, pero son capaces de captar variados sonidos.

Además de eso, tienen un avanzado sistema autolimpiador, que impide que las basuritas o los bichitos entren. El principal producto de limpieza de ese sistema es la cera del oído. Es por eso que no debe ser quitada de allí.

Cuando estuviera sobrando, deja que tu propio cuerpo se encargue de sacarla hacia fuera. ¡Qué máquina maravillosa! ¿Verdad?

¿Cómo has usado tus oídos? La música que eliges ¿ha honrado a Dios? ¿Y los chistecitos, los programas y las historias que escuchas? Dale las gracias a Dios por tus oídos, tus ojos y otras partes del cuerpo, y usa cada una de ellas para adorarlo.

 Hablemos con Dios

Gran Padre, ayúdame a cuidar mis oídos, a fin de que eviten escuchar sonidos que te desagraden. ¡Amén!

 MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

__________________________________________________

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

Devoción Matutina en video:

Youtubewww.youtube.com/jespadillchannel

__________________________________________________

(276)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*