HBOOK007-pequeños800

Por eso, así como aceptaron ustedes al Señor Jesucristo, así deben vivir unidos a él, con profundas raíces en él, firmemente basados en él por la fe, como se les enseñó, y dando siempre gracias a Dios. Colosenses 2 :6,7.

Un árbol está formado por raíces, tronco, hojas, flores y frutos. Todo el tamaño y e l peso de una planta será sostenido y alimentado por las raíces. ¿Cuál es el tamaño de la raíz de un árbol? Es difícil saberlo, porque crece escondida dentro de la tierra. Algunos árboles tienen raíces profundas y otros, no. Cuando hay un viento fuerte, el árbol que esté bien afirmado resistirá, pero el que tenga raíces débiles, caerá.

Nuestra fe es como las raíces de un árbol. Para crecer espiritualmente necesitamos alimentarnos de la Palabra de Dios. Existen personas que no creen que la Biblia sea totalmente verdadera. Eso sucede cuando la fe es pequeña. Aquel que no quiera ser llevado por el viento de las dificultades debe conocer lo que dice la Biblia, escuchar lo que se dice en su iglesia y aprender más de Jesús.

Hablemos con Dios

Señor Dios, que las raíces de mi fe sean más profundas. No quiero ser llevado por el viento del engaño. ¡Amén!

 

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(286)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*