HBOOK007-pequeños800

Hermanos míos, gozaos profundamente cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Santiago 1:2, 3.

¡Qué día! Me había despertado tarde, salí corriendo hacia la escuela, me olvidé la merienda arriba de la mesa, me resbalé y casi me caí justo enfrente de todos mis compañeros, tuve una prueba sorpresa y mi mejor amiga faltó a clases. ¡Me pasé la hora del recreo preguntándome si aquel día iba a empeorar! Créelo: empeoró. Haciendo gimnasia, me torcí el pie y comencé a renguear. Llamaron a mi padre para que me llevara al hospital. Y… ¡ese mismo día me enyesaron el pie y la pierna!

Como verás, ¡no fue uno de mis mejores días! No todos los días de nuestra vida son excelentes. ¡Algunos serán horribles! Cuando vivas algunos de esos días, piensa: “Pronto llegará la noche; y mañana será un nuevo día”. Dios te dará fuerzas para soportar cualquier dificultad.

 Hablemos con Dios

Mi Dios, ayúdame a confiar siempre en ti. Permíteme aprovechar las dificultades para tener paciencia y aumentar mi fe. ¡Amén!.

 

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(302)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*