folleto segundo

Viernes 12 de abril

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Comparar las siguientes dos citas con los mensajes presentados en Oseas 7 al 14.

“Dios había hablado al mundo por medio de la naturaleza, las figuras, los símbolos, los patriarcas y los profetas. Las lecciones debían ser dadas a la hu­manidad en su propio lenguaje. [… ] Los principios del gobierno de Dios y el plan de redención debían ser definidos claramente. Las lecciones del Antiguo Testamento debían ser presentadas plenamente a los hombres” (El Deseado de todas las gentes, p. 25).

“A través de los largos y oscuros años durante los cuales un gobernante tras otro se destacaba en atrevido desafío al Cielo y hundía cada vez más a Israel en la idolatría, Dios mandó mensaje tras mensaje a su pueblo apóstata. Mediante sus profetas, le dio toda oportunidad de detener la marea de la apostasía, y de regresar a él. […] Nunca iba a ser dejado el reino de Israel sin nobles testigos del gran poder de Dios para salvar a los hombres del pecado. Aun en las horas más sombrías, algunos iban a permanecer fieles a su Gobernante divino y, en medio de la idolatría, vivirían sin mancha a la vista de un Dios santo. Esos fieles se contaron entre el residuo de los buenos por medio de quienes iba a cumplirse finalmente el eterno propósito de Jehová” (Profetas y reyes, pp. 78, 79).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. Se ha sugerido que por medio de la vida y el ministerio de Oseas la palabra de Dios a Israel, en un sentido, “había llegado a ser carne”. ¿De qué modo esta idea es solo un pequeño reflejo de la gran verdad acerca de la humanidad de Jesús? Ver Juan 1:14.
  2. El antiguo Israel no se separó de Dios de la noche a la mañana. En cambio, su apostasía fue un proceso gradual. Prepárate para compartir con los miembros de tu clase algunas de las maneras en las que uno puede permanecer fiel a los principios eternos de Dios en un mundo que cambia constantemente.
  3. Algunas personas creen que el mensaje del evangelio acerca del gran amor de Dios y la salvación se presenta claramente solo en el Nuevo Testamento, pero no en el Antiguo. ¿Qué tiene de erróneo esta idea?
  4. En la clase, repasen las respuestas que dieron a la pregunta final de la sección del martes.
  5. El Antiguo Testamento era la Biblia que Jesucristo y el apóstol Pablo leían. Busca en el Nuevo Testamento las citas de Oseas que se encuentran en Mateo 9:13, y Romanos 9:25 y 26. ¿De qué modo usaron Jesús y Pablo el mensaje del evangelio en Oseas con el fin de proclamar la verdad para nosotros?

(622)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*