folleto segundo

Viernes 19 de abril  

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: El nombre del profeta, Joel, era común en los tiempos bíblicos, y significa “El Señor es Dios”. Este nombre es apropiado al tema general del libro: solo Dios es completamente santo y justo, y su obra es soberana en la Tierra. La historia de su pueblo, así como la de las naciones, está en sus manos. Lo mismo es cierto en la vida de cada ser humano.

“Los tremendos y eternos resultados que están en juego exigen de nosotros algo más que una religión imaginaria, de palabras y formas, que mantenga la verdad en el atrio exterior. Dios pide un reavivamiento y una reforma. Las pala­bras de la Biblia, y de la Biblia sola, deben oírse desde el púlpito. Pero la Biblia ha sido despojada de su poder, y el resultado se ve en la reducción del tono de la vida espiritual. En muchos sermones que se pronuncian hoy no hay manifes­tación divina que despierte la conciencia y comunique vida al alma. Los oyentes no pueden decir: ‘¿No ardía nuestro corazón en nosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuando nos abría las Escrituras?’ (Lucas 24:32). Son muchos los que están clamando en pos del Dios viviente y anhelando la presencia divina. Permítase a la palabra de Dios que hable al corazón, y que aquellos a quienes solo se habló de tradiciones, teorías y máximas humanas oigan la voz de aquel que puede renovar el alma para vida eterna” (Profetas y reyes, p. 462).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. ¿De qué maneras el mensaje de Joel es especialmente importante para nosotros, al vivir al final del tiempo, cuando, sin duda, eventos serios y solemnes nos aguardan?
  2. Lee todo el libro de Joel de una vez, y responde la siguiente pregunta: ¿Hasta qué punto se aplicó el mensaje de Joel a su generación, y hasta qué punto tiene aplicación futura?
  3. El libro de Joel describe varios tipos de bendiciones divinas que Dios derrama sobre su pueblo. ¿Hace esta profecía una distinción entre bendiciones materiales y espirituales? Si la hace, ¿de qué manera?
  4. ¿De qué modo nuestra comprensión de la gran controversia nos ayuda a entender las terribles pruebas y calamidades que afronta el mundo?
  5. La cita de Elena de White en la sección del viernes analiza una “religión imaginaria”. ¿Qué podría significar esto? ¿Cómo podemos saber si nuestra reli­gión es real o es imaginaria?

(440)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*