HBOOK007-pequeños800

Dame, pues, un corazón atento para gobernar a tu pueblo, y para distinguir entre lo bueno y lo malo. 1 Reyes 3:9.

Una noche, Salomón soñó con Dios; y el mismo Dios le preguntó a Salomón qué era lo que quería de regalo. Tú sabes que nada es difícil para Dios. Entonces, ¿qué pedirías?

Conozco niños que pedirían juguetes, sé de otros niños que pedirían paseos. Salomón pidió sabiduría. No hay nada de malo en pedir un juguete o un paseo. Pero hay personas que quieren todo, esto y aquello.

Y sienten que, si no obtienen lo que ellas quieren, nunca serán felices. Están tan preocupadas en tener las zapatillas de la marca más famosa, los vaqueros más caros, o el juguete que publicitaron en la televisión, que se olvidan de ser felices.

Para alcanzar la felicidad no se necesita tener algo.

¿Quién puede comprar todo lo que sale a la venta? Nadie, y sería una locura intentar hacerlo.

Aquel niño o niña que, finalmente, entiende eso, es feliz de verdad.

Hablemos con Dios

Señor Dios, dame sabiduría para realizar las elecciones correctas en mi vida. ¡Amén!

 

MEDITACIONES MATINALES PARA NIÑOS PEQUEÑOS

HABLEMOS CON DIOS

Por: Sueli Ferreira de Oliveira – Marta Irokawa

Visite nuestra web: www.DevocionMatutina.com

(321)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*