Pequeños

Tu oración: Padre, ayúdame a compartir con otros tu amor y las maravillas que haces.

Versículo para hoy: «iMujer, que grande es tu fe!» Mateo 15: 28.

JESUS siempre ayudaba a las personas, les predicaba, las sanaba y también comía con ellas. Un día se fue a un lugar donde no adoraban a Dios, a la región de Tiro y Sidón, los judíos como Jesús no iban a esas ciudades.

Mientras Jesús caminaba, se le acerco una mujer que había escuchado de los milagros que el hacía. La hija de esta mujer estaba muy enferma, cuando miro a Jesús por el camino le gritaba: «iJesús, Jesús! Por favor sana a mi hija, está muy enferma*. Los discípulos de Jesús se enojaron, ella era una mujer que no pertenecía al pueblo de Dios. Jesús siguió caminando, parecía que no la había escuchado, los discípulos se alegraron de que Jesús no le hubiera hecho caso.

Pero ella grito y le suplicó que tuviera compasión y sanara a su hija. Jesús la miro y le dijo que el había venido para salvar a los judíos, ella le pidió un poco de esa bendición tan especial.

Jesús la miro con ternura y le dijo: «iMujer, que grande es tu fe! Ve a casa, tu hija esta sanada».

Al llegar a su casa y abrir la puerta la mujer vio a su hija feliz y

de pie, las dos dieron gracias al Dios del cielo.

 

LECTURAS DEVOCIONALES PARA PEQUEÑOS

AMIGOS DE JESÚS

Por: Cesia Alvarado Zemleduch

Visite nuestra web Oficial: www.DevocionMatutina.com

Espacio Adventista: www.EspacioAdventista.org

(311)

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*