Himno 402 | ¡Oh!, salvo en la Roca | Himnario Adventista

402. ¡OH!, SALVO EN LA ROCA


1. ¡Oh!, salvo en la Roca más alta que yo,
la Roca de vida que Cristo abrió,
brindando a su pueblo las aguas de paz.
oh, Roca divina, serás mi solaz.

Coro
Salvo en ti, salvo en ti,
¡oh, Roca bendita,
me escondo en ti!

2. Si vienen conflictos, tumultos, dolor:
a Cristo, mi Roca, yo voy sin temor;
recibo consuelo, consejos y luz;
la Roca divina es mi amante Jesús.

3. Y cuando mi vida se acerque a su fin
y oiga por fe el divino clarín,
tus límpidas aguas trayendo virtud,
oh, Roca divina, serán mi salud.

4. El lóbrego valle no temo cruzar,
pues tú me guiarás y me harás descansar;
seguro en tu guarda, con paz dormiré:
Jesús, el Eterno, es mi Roca, mi Rey.



(679)

Spread the love
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Librería IADPA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*